25/7/2012

CARACTERÍSTICAS EN UNA CONVERSACIÓN




Tono cálido: amabilidad y empatía.

Refleja una actitud positiva de disposición a la ayuda. Se utilizan en la presentación y
en la despedida. Su objetivo es transmitir una imagen agradable tanto al comienzo de
la conversación como al final

Tono tranquilo: pausado, calculado.

Refleja una actitud de control, de dominio de la situación. Se utiliza fundamentalmente
para desviar objeciones y para tratar reclamaciones. Su objetivo es transmitir
tranquilidad ante interlocutores que elevan el tono de voz o hacen una queja en tono
fuerte.

Tono persuasivo: entusiasta y convincente.

Refleja una actitud resoluta, de convencimiento propio. Se utiliza para establecer un
compromiso con el interlocutor. Su objetivo es la aceptación de ese compromiso por
parte del interlocutor

Tono sugestivo: caracteriza y expone.

Refleja una actitud dirigida a la sugerencia al consejo. Se utiliza este tono cuando se
quiere argumentar en base a características o ventajas de la idea, servicio o empresa.
Su objetivo es aproximar al interlocutor, evitando la sensación de compromiso

 Tono seguro: directo, serio.

Refleja una actitud de profesionalidad y seriedad. Se utiliza para sondear necesidades
o potencial, para la obtención de datos. Su objetivo es conseguir la información
necesaria para ofrecerle luego la solución, idea o servicio adecuado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario